CHARLAS CON BEATRIZ Un sitio para Poetas

Bienvenido
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Compañeros

Crear foro

Foroactivo en Facebook Pagina Foroactivo en Facebook YouTube de ForoactivoTV Foroactivo en Twitter

Nuevo miembro: Rosalways

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 35 el Dom Abr 10, 2016 7:16 pm.
Bienvenidos a compartir su poesía
Música de fondo

***Haykú***

Mar Feb 21, 2017 11:29 pm por Admin




El mirlo blanco
Es temporal su nido
Trinos y cielo

Nélida Moni


Comentarios: 1

Haykú ... los libros...

Lun Feb 27, 2017 3:01 pm por Admin

" />


                                                                                                                       
Abriendo libros
mágicas son las rutas
¡Cuántos paisajes!


[ Lectura completa ]

Comentarios: 1

¡¡¡Senryu!!!

Vie Mar 10, 2017 1:29 pm por Admin

" />


Rayito oro
filtrado en la glorieta
Tibios los nidos


Comentarios: 1

Contemplación ¿poetrix?

Mar Mar 14, 2017 10:23 am por Admin

" />

Contemplación
Dos asombros absortos
Fueron más allá de la nube
Bebiendo bellas estrellas



Comentarios: 0

....SENRYU....

Miér Mar 29, 2017 8:35 am por Admin



¡Tan, tan, absorto!...
¿Atrapa la pintura?
“Buena la obra”
    Nélida Moni                                              


Comentarios: 1

Pensamientos

Miér Mar 29, 2017 3:55 pm por Admin



Comentarios: 3

Te sueño_Poesía japonesa (Somonka)

Sáb Abr 01, 2017 11:20 pm por Hulusi



Poesía japonesa (Somonka)
Te sueño

Sueño contigo
corriendo de tu mano
por denso bosque
tallando en cada árbol
tu nombre con el mío.


También te sueño
sobre alfombra de hierbas
contando estrellas
rozando sutilmente
tu mano y tus cabellos.



By

§°Ealaíontóir°Fileata°Aidrean°§


[ Lectura completa ]

Comentarios: 1

Silencio y niebla_Poesía japonesa (Sedoka)

Sáb Abr 01, 2017 11:24 pm por Hulusi




Poesía japonesa (Sedoka)

Silencio y niebla



Rompe el silencio
el ulular del búho
los grillos hacen eco...
Vuelve la calma
la niebla cubre el bosque
mi alma se humedece.


§§§§§§§§


By


§°Ealaíontóir°Fileata°Aidrean°§


[ Lectura completa ]

Comentarios: 1

" Declaración " _ Gian Franco Pagliaro

Lun Abr 17, 2017 9:43 pm por Admin



Comentarios: 0


Bienvenidos
https://i58.servimg.com/u/f58/19/61/22/89/logo_d12.jpg

Crónicas de zumbidos lejanos (Completo)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Crónicas de zumbidos lejanos (Completo)

Mensaje por Hulusi el Lun Jul 24, 2017 3:17 pm




Crónicas de zumbidos lejanos.



CAPÍTULO I (Voces silenciosas)


Ésta historia que hoy cuento,
ocurrió en un lugar no muy distante...
Me la trajo un gran viento,  
creo  yo que de un sitio equidistante.
... Por medio del enjambre...


..........


¡¡Bbzzzz Bbzzzz Bbzzzz zzz bbbzzz!!
Déjame seguir observando...


   -Allá, más allá del horizonte...
En un lugar que no era ni el cielo ni la tierra... Suspendido en alguna dimensión que no acierto a distinguir bien...
¿Cómo era esto?... (Reviso mis notas... ) No recuerdo bien el significado de ese giro tan extraño... no se qué anotar..._me digo para mis adentros_


 Déjame observar mejor... ¡¡Bbzzzz Bbzzzz Bbzzzz zzz bbbzzz!!
-Todos conocemos que a inframundo se accede siguiendo al conejo por el hueco del árbol... También sabemos que los orcos entran por la puerta de la energía verde de maldad y que a los elfos es difícil verlos a menos que te adentres descalzo en el bosque.. (Nota del traductor, es decir :yo)
   Allá, ni al norte ni al sur... Más lejos que las altas colinas de fuego, más allá de las rocas magnéticas colgantes... Y más lejano que la cueva del Jabberwocky...
Pero tampoco al oeste ni mucho menos al oriente por donde saldría el sol si existiera... Allí no existía... Había sí, luz una luz azul que fluía por la transparente corteza de los árboles (si me permiten llamarles así)


   Déjame seguir observando... ¡¡Bbzzzz Bbzzzz Bbzzzz zzz bbbzzz!! A veces me parece que entiendo, pero me frena un poco mi propia incredulidad, es difícil adaptarse a una imaginación tan admirablemente diferente...


   ¡¡¡Uhhhhh!!!! ¡¡¡Perdí la que traía polen de orquídeas, no puede ser!!! ¡¡¡Me quedará incompleto el primer capítulo!!!.... (suspenso... Nervios...) ¡¡¡Ahhhh, ahí estás preciosa!!! ¡Ven, danza más cerca! ¡¡Bbzzzz Bbzzzz Bbzzzz zzz bbbzzz!!


Perdón, continúo... Como estaba diciendo, alguno le llamaría un mundo paralelo... No estoy seguro... Yo le llamaría lo contrario al mundo. Es tan difícil hallar palabras para describir un lugar que nunca tendré ladicha de contemplar... ¿O sí?


 Déjame seguir observando...¡¡Bbzzzz Bbzzzz Bbzzzz zzz bbbzzz!! Aunque si la tuviera no iría. O tal vez sí.... No por falta de ganas sino porque aún soy humano... No abeja...


    No puedo estar seguro de que este sitio sea verdadero, pero estoy a punto de convencerme de que sí, porque las abejas no mienten jamás...
Déjame seguir observando...¡¡Bbzzzz Bbzzzz Bbzzzz zzzbbbzzz!!
Observo, observo, observo.... ¡¡Bbzzzz Bbzzzz Bbzzzz zzz bbbzzz!!


..........


Y así mis horas se van volando
el gran enjambre voy contemplando.
Sus movimientos interpretando,
y lo que entiendo voy anotando.


...........


Es muy difícil ver como danzan,  
pues las abejas constante cruzan,
suben  y bajan, luego se alzan
y  yo no puedo ver lo que trazan...


..........



Déjame seguir observando...
¡¡Bbzzzz Bbzzzz Bbzzzz zzz bbbzzz!!

. . . . . . . . . .

¡¡¡Bzzzzz Bzzzzz BzzzzzBzzzzz Bzzzzz!!!
-Mi amor, ¿Quieres un cafecito?- Su voz era tan dulce al ofrecer la deliciosa bebida caliente, que parecía estar tomando el café con solamente oírla-.


-Perdóname, no ahora..._dijo él sin apartar la vista de sus libros, sus apuntes, sus notas y, por supuesto, siguiendo los movimientos del enjambre con suma atención._


-¿Es que aún sigues observando, amor mio?_le dice ella algo preocupada_ hace horas ya que no comes ni bebes nada, y hace dos días que no duermes..._


-Sí amorcita, así es... Déjame seguir observando... - un ratito más... esto puede cambiar nuestras vidas definitivamente para un bien infinito e incomprensible, que sólo lo saben ellas... sabes... las abejas, nadie más lo puede expresar...


-Dime una cosa - amado mío... ¿piensas que vale la pena?_le responde ella, que ya es hora de presentarla por su nombre, su hermoso y dulce nombre, Ocarina, toda ella tan dulce como el sonido del instrumento musical que lleva su mismo nombre._


-Estoy seguro de eso amada mía, Ocarina, no lo dudes, estoy haciendo un descubrimiento admirable!!! Pero si me acompañas con el cafecito te lo acepto, quédate a mi lado y te enseñaré a tí también a observar el enjambre_

Él, cuyo nombre, también es musical, pues se llama Sikus, le ama más que a su vida.


Ellos eran recién casados y estaban disfrutando ampliamente de una constante luna de miel hasta que Sikus comenzó con los estudios de Botánica y Biología pues quería hacer un profesorado.

Cierto día, leyendo un grueso volumen antiguo que trataba exclusivamente de las abejas, se interesó profundamente en el extraño lenguaje o forma de comunicación de estas pequeñas criaturas.

Tenía ese antiguo libro polvoriento, dibujos hechos a lápiz procurando explicar los diferentes movimientos de las abejas al volar. Déjenme decir que era la sección más prominente del libro, ocupando quince capítulos de más de veinte páginas cada uno.
Básicamente el contenido de dichos capítulos mostraba el dibujo del enjambre, luego la ampliación de uno de los individuos integrantes, después el esquema de la danza que hacía al volar y por último la explicación sabia del significado de la danza.
Aún hoy en día se pueden ver en numerosos libros biológicos esos dibujos y esquemas explicando cómo las abejas, por medio de la danza aerodinámica pueden expresar claramente la ubicación de alguna fuente de alimento y su distancia que les separa de la misma. Pero éste es el único libro que dedicaba tanta atención al fenómeno desconocido para la mayoría de los habitantes de la Tierra...
Esto marcó un giro abismal en la vida de Sikus, quien, cada día dedicaba muchas horas a la observación de algún enjambre e iba anotando sus propias observaciones.
Hasta un día de otoño en el que, luego de tanto estudio y observación ya estaba llegando a ser un erudito en la materia, se sorprendió grandemente al advertir que cierto enjambre que salía de la raíz de un alcornoque viejo del bosque, parecían, sus integrantes, como ávidos de transmitirle un mensaje especial...
Así que, desde aquél día se mudó al bosque con su amada.
Con el propósito de poder pronto escribir él mismo su propio volumen acerca del lenguaje de las abejas y revelar así el gran misterio de sus danzas.
Ya había aprendido abundante en la materia con sus observaciones y meditaciones diarias pero un quince de junio del año dos mil ocho, comenzó, como solía, a observar a su enjambre favorito y vio que parecían contarle algo a él...
¡Sí! Nunca había estado tan emocionado, ahora podía reconocer a algunas de las abejas más importantes del enjambre, con quienes tenía mayor interés... pero... le faltaba algo aún...
Por eso... seguía observando....
¡¡¡Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz!!!

Cap. II


Capítulo II (Ciencias de la comunicación)
   ¡¡¡Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz!!!
Falta algo, falta algo aún... ¿Qué es lo que falta?... pues... hasta ahora solo he registrado lo que dicen ellas, pero me estoy dando cuenta, día tras día, que ellas también desean saber más de nosotros.

   Es hora de comenzar también nosotros (o, al menos yo) a ensayar algunos pasos de baile...
Debo reconocer, que la danza nunca fue mi fuerte en todo lo que va de mi corta vida. Lo más parecido a una danza que he hecho, son las "katá" de las artes marciales, como ser kung fu y kiokushin kai kan, haciendo las demostraciones de llaves, bloqueos, diferentes golpes, simulando un kumite... Entonces, cuando las abejas no estaban, salía a mi puerta y practicaba las katá.

   -¡Sikus, mi amor! ¿Se puede saber qué haces? - pregunta Ocarina desde la ventana de la cocina, asombrada de que Sikus, a tan tempranas horas de la madrugada, esté entrenando kiokushin, en medio del bosque...

   -No es nada, amada mía, ven y te explicaré- responde Sikus, jadeando de cansancio -
Ella, sale con carita de sueño y un gran tazón de barro cargado con un humeante y aromático café negro con vainilla, bien caliente.

   -Cuéntame, amado mío, te he estado mirando por la ventana y me alegra ver que no has perdido la precisión de tus movimientos - dice Ocarina alcanzándole el café y dejando sobre sus labios, una suave impresión de los suyos.

   -Mi... querida Oca... aún falta... algo - dice él, jadeando aún. - Necesitamos hablar con ellas, ¿entiendes?—
   -Entiendo, sí, mi "ninja" del bosque, pero... ¿crees que entenderán algo, con tus katá? No te enojes si te digo solo una cosa... ¿Sabes? Me parecen muy rígidos los movimientos del kiokushin, los del kung fu me parecen más armoniosos, pero... me parece que aún falta algo... -

   -Puede ser mi tierna Oca, puede ser - se queda algo pensativo y su mirar parece ir más allá del bosque...
-Ven conmigo - rompe el silencio Ocarina- ven conmigo, mi ninja del bosque y te enseñaré algo... -

   Él la siguió pues y, luego de ayudarle a terminar su café, Ocarina estaba radiante, con una hermosa sonrisa y sus mejillas tenían el mismo tono de los arreboles de un sol majestuoso naciente.

   Ella solo dijo una palabra... - bailemos -
Ciertamente, nunca la había visto bailando, propiamente dicho, nunca fuimos seducidos por esas artes de expresión corporal, pero inmediatamente que hubo dicho esa palabra, comenzó sus movimientos.

   Yo la observaba embobado y asombrado a la vez... Comenzó con un salto hacia adelante, pero elevando las piernas hacia arriba, completando un perfecto "mortal" hacia atrás, sus pies, no golpearon el piso, antes parecía que lo acariciaba. Allí comenzó unos saltitos de derecha a izquierda, moviendo sus pies en forma de giro, nada de movimientos rectos. Todos eran giros rozando el piso y casi sin apoyar... pensé... mmmhhh  ¡Capoeira!!!
-¡Capoeira! - dice ella sonriente - se ve que pensé en voz alta -

   Efectivamente, sus movimientos eran de una perfecta Capoeira, pero no el estilo que suele usarse para danzar, sino el que se usa en competencias de artes marciales.

   Sentí que cada vez, mis lazos se iban reforzando más y más con mi amada y, aparte, me sentía cada vez más enamorado.
Llegó el mediodía y luego de bañarnos en el arroyo, fuimos a preparar el almuerzo.
Mientras asábamos la carne de un ciervo, saqué mis libros, buscando algunas guías de danza para comunicar conversaciones las abejas.

   Revisé cinco libros y no hallé nada... y me dije... Esto no va a ser fácil...
Comimos en silencio. Felices por la mañana que disfrutamos, mas preocupados por no encontrar la ayuda que necesitábamos para las comunicaciones.
   Luego de la comida, mientras comíamos algunas frutas del bosque, fue que Ocarina tomó otros libros... Miré y lo que leía eran los libros de las artes marciales chinas y japonesas... muy intrigada...

   Miré sobre su hombro y... entonces entendí... - no sé si encontrarás lo que buscas... - le dije, claro, estaba mirando ciertas técnicas de combate, Wushu (武術), Kung-fu (功夫) Kuo-shu (國術) o Chuan-fa (拳法),etc, Entre ellas halló ciertas técnicas cuyas formas simulaban los movimientos de ciertos animales. Por ejemplo, el estilo de la grulla, el del tigre, el del mantis religious, etc, etc. Claro, buscaba si había también algún estilo basado en las abejas...

   Finalmente... ¡Halló lo que buscaba!
Hubo en Fuzhou ( 福州), un venerable maestro anciano, llamado Shaoran, muy avanzado en las técnicas de Wushu, quien fue, al parecer, el único interesado en las abejas. Escribió cierto tratado, titulado: "Un pueblo de lenguaje silencioso", aparentemente un estudio de biología y botánica. Habiendo en casa tantos libros sobre el tema, nunca le había prestado atención a este pequeño volumen.
 
    Fueron semanas estudiando el librillo y probando las técnicas marciales que enseñaba el viejo maestro Shaoran (pequeño lobo en chino) Supimos, con asombro, por los escasos datos biográficos que tenía en la contratapa, que este hombre abandonó Fuzhou para irse a vivir en forma solitaria en los bosques de las montañas. levantó una humilde cabaña al pie de un alcornoque y se hizo apicultor. Cada tanto, descendía de la montaña a los pueblos y los recorría vendiendo la miel que producía en la montaña. Este librillo, vinos que era como un pequeño diario personal donde fue anotando todo lo que aprendía.


   Me sentí tan identificado con el maestro Shaoran, que me emocioné profundamente. Las últimas páginas del libro, reunían algunas conversaciones tenidas con las abejas, observando sus danzas y respondiendo con sus kata perfeccionadas, de las cuales, nos alegramos ver sus explicaciones e incluso varios dibujos que ilustraban los conceptos.

   Llegó el momento en que estábamos prontos para comenzar a intentarlo. Las abejas habían ido viendo día tras día nuestros entrenamientos, y quedaban largo rato observando. Algunas veces nos hacían señales de aprobación y otras veces comentaban entre ellas.

   Hoy llegaba el gran día de poner a prueba todos nuestros conocimientos adquiridos, procurando tener nuestra primera conversación en lengua de abeja.
Nos vestimos con nuestras mejores ropas. Ocarina se hizo un peinado y adornó sus cabellos con muchas flores hermosas, de riquísimo aroma.

   Habíamos hecho un claro en el bosque, frente a nuestro hogar y allí, decoramos con miles de flores silvestres nuestra pista de danza.

   Cuando salimos de casa, a las 8:00hs, aproximadamente, ya habían llegado cerca de cinco enjambres completos y estaban paradas en todas las flores que habíamos puesto. Las reinas, representantes de cada enjambre, estaban en un ramo de lirios que habíamos puesto en un sitio especial.

   Salimos, Ocarina y yo, tomados de la mano y sentimos la ovación de un ensordecedor zumbido colectivo...

¡¡¡Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz!!!
   Las reinas ordenan hacer silencio diciendo...

¡Dejadnos seguir observando!


CAPÍTULO III  La danza "mi fêng" (蜜蜂)



Aquél día... ¡Ufffhh! ¡Aquél día!


¡¡¡Bzzzzzzzzz, Bzzzzzzzzz, Bzzzzzzzzz!!!

¡Nunca me había emocionado tanto! Luego que terminamos nuestra conversación (nuestra danza katá de Wushu, kiokushin, capoeira y kung fu), nos abrazamos fuertemente y lloramos como niños...
Bueno... tal vez quieran que les cuente qué fue que conversamos, bastaría con decir que estuvimos desde las ocho de la mañana hasta las dos y media de la tarde más o menos. (La hora es aproximada, ya que habíamos dejado de lado todo lo relacionado con la tecnología, de modo que ni siquiera reloj teníamos).

Bueno, primero se los contaré en la forma que lo vería cualquier humano.

Nos pusimos frente a frente, con una distancia de diez metros entre ambos.(Disculpen que usaré términos japoneses, chinos y del portugués) Para los conocedores de las artes marciales, será un poco más sencillo entender las palabras.

Luego del saludo tradicional, en posición Heisoku dachi, cubriendo el puño derecho con la mano izquierda, nos pusimos en posición Kiba dachi (posición del jinete) para comenzar el kata kumite (forma de combate).
Y bueno, así comenzamos, nada de movimientos bruscos, casi que parecían en cámara lenta. Empezamos con los golpes más sencillos, más que nada usando mucho las piernas.

La secuencia fue así: Ushiro mawashi geri, girando a la derecha y luego, hacia la izquierda con Kaiten ushiro mawashi geri. Después, Kizami mae geri, Mikazuki geri, todo con movimientos delicados y buena técnica. Allí cambiamos la kata, poniéndonos en posición Nekoashi dachi. Usando la forma de manos garra, Kumade, hicimos los movimientos de bloqueos y desvíos. Las paradas y golpes fueron en principio sin contacto, pero ahora al hacer las demostraciones de los bloqueos comenzamos a hacer contacto, pero no con golpes, cambiamos los golpes por caricias, allí, en ese momento se comenzó a sentir más fuerte el zumbido, las abejas estaban disfrutando del espectáculo.

No puedo relatar cada giro, cada movimiento, porque se me iría todo el tiempo en esto, por eso, lo resumo al máximo, para darles una idea máso menos de como fue nuestra presentación.
Del kiokushin pasamos a las formas de la capoeira. Para mí era nuevo totalmente, pero, con la ayuda de Ocarina, logré aprenderme los trucos más difíciles. Empezamos con el "Macaco". Mientras yo lo hacía hacia la izquierda, ella lo hacía hacia la derecha, una y otra vez. Continuamos con el "Au trenzado", que, valga la aclaración, me llevó tres meses aprenderlo bien. Por último, la más difícil... ¿Cuál podría ser? ¡La prueba más esperada! ¡El "Relogio doble"! Resalto lo más notable, nada más, obviamente le tocó el turno al Au angoleiro, bananeira, beija flor, queda de cabeça, piao de cabeça, au invertido, etc, etc.


Para cerrar nuestro show, pasamos a la legendaria cultura china, con sus amadas artes marciales del kung fu. En este punto pusimos sumo cuidado, ya que estábamos entrando en la sabiduría del maestro Shaoran. Para comenzar, tuvimos que hacer el saludo "mì fêng".
Comenzamos con las tradicionales técnicas del Wushu y luego nos pusimos en forma 蜜蜂 (mì fēng)( "Abeja" ).

Llegado ese momento, las reinas de las abejas, se colocaron bien frente a nosotros, dando inicio a la conversación.
Nos pidieron que nos presentáramos y nos hicieron muchas preguntas. Lo que expresamos en la presentación, fue más o menos lo que he compartido en los dos primeros capítulos. La diferencia, fue que ahora, ¡lo hacíamos danzando como las abejas! Para lograrlo, Seguíamos al pie de la letra las instrucciones del anciano maestro, que muchos años antes, hubiera recorrido nuestro camino.

Recordemos de forma breve que una abeja pecoreadora para indicar la localización y distancia de una fuente de alimento danza en uno de los cuadros verticales situado dentro de la colonia. El ángulo en el que realiza sus movimientos si tomamos como valor “0” la vertical del cuadro, indica la posición del sol respecto de la fuente de alimento, luego ya tenemos la dirección, ahora sólo nos falta conocer la distancia.

Para indicar la distancia las abejas realizan dos tipos de danzas. Si la fuente de alimento se encuentra a una distancia de la colmena no superior a los 100 metros, la abeja pecoreadora se mueve rápidamente en círculos (danza circular) variando cada cierto tiempo el sentido de la marcha .

La intensidad de la danza así como su duración están relacionadas con la abundancia relativa de la fuente de alimento. Si la comida se sitúa más allá de los 100 m la abeja realiza otro tipo de danza (danza en semicírculo) que básicamente representa la figura del número “8“.

Esta danza cuenta con dos recorridos más o menos rectos (la zona central del “8”) y dos giros que se corresponden con los extremos del número. El recorrido recto de esta danza se acompaña con movimientos del abdomen, por este motivo se le ha dado también el nombre de “danza del vientre”.

También la velocidad con la que realiza la danza está correlacionada de forma directa con la distancia a la fuente de la comida (la velocidad de la danza se reduce conforme se incrementa la distancia a la que se encuentra el alimento).Mientras ejecutan su danza las abejas también emiten pulsos de sonido haciendo vibrar las alas en el plano dorso-ventral. La frecuencia de este sonido es de 200-300 Hz y las abejas pueden producir unas 15 ráfagas de sonido por segundo.

Todo esto, lo sabe cualquier apicultor, o científico, o estudioso amante de las abejas, pero las danzas que se contemplaban en el claro de este hermoso bosque, eran infinitamente más sofisticadas... Danzas que ningún apicultor contempló jamás...

Ahora se podrán imaginar, que nosotros no teníamos alas para realizar este tipo de danzas. Tampoco podríamos hacer ese tipo de vibraciones de zumbidos. Sin embargo, nuestras kata de wushu, desarrolladas por el anciano maestro tenían ésta misma base.
Así que estuvimos dialogando con las abejas, dando giros en el aire con saltos mortales y aprovechando los árboles para completar la amplitud de los giros y vueltas necesarios.
En cuanto a lo visual, estábamos cumplidos, pero ¿Cómo pudimos solucionar el problema de los zumbidos? Parecerá increíble... ¡Cantando! Solo que cantábamos imitando los zumbidos con nuestros labios, lengua, paladar y dientes.

Si fue grande nuestro esfuerzo para hacernos entender, no fue menor el de ellas para entendernos...


.......

Llegó el mediodía y se dieron cuenta de nuestro agotamiento extremo. Cesaron las preguntas y nos hicieron sentar. En ese momento, representantes escogidos de cada enjambre, iban pasando delante por turnos y expresaban lo que habían preparado para recibirnos.

Fue el momento en que nos dimos cuenta de que éramos bienvenidos.
¡Sentimos que nuestros corazones explotarían con tanta emoción!

Entonces, en un instante se elevaron todos los enjambres de todos los pueblos y formaron un arco, como una puerta y las reinas nos explicaron que debíamos pasar por la misma.
Lo dijeron así:

¡¡¡Bzzzzzzzzz Bzzzzzzzzz Bzzzzzzzzz!!!
-Estamos orgullosas de recibirles en nuestro pueblo. Ha sido un placer y un honor conocer vuestra historia. Habéis contestado todas nuestras preguntas y vuestras respuestas han sido satisfactorias. Por tanto, les invitamos a formar parte también, de nuestro pueblo. Si lo aceptan, deberán pasar por la "Puerta del enjambre", de lo contrario, están en toda libertad de volver a vuestro bosque, con la certeza de que aquí siempre serán bien recibidos. Además, el pueblo de las abejas, está y estará dispuesto a brindarles siempre su apoyo y protección. Solamente resta vuestra decisión-

Por nuestra parte, Bzzzzzzzzz, Bzzzzzzzzz, ya lo habíamos decidido años atrás. No nos hicimos rogar. Nos tomamos de la mano nuevamente, y dirigimos nuestros pasos cansados hacia la puerta del enjambre...
¡Solo un paso habíamos dado hacia el otro lado, cuando la visión de nuestros ojos cambió radicalmente! ¡Era increíble lo que contemplábamos!....

¡¡¡Bzzzzzzzzz, Bzzzzzzzzz Bzzzzzzzzz Bzzzzzzzzz Bzzzzzzzzz!!!

Crónicas de zumbidos lejanos


CAPÍTULO IV
(El mundo de las abejas, nuestro mundo)



     A nuestro alrededor se extendía un jardín que parecía no tener fin. ¡Las especies vegetales eran de colores asombrosamente vivos! Allí entonces comenzamos a ver y comprobar la realidad de lo que nos contaban las abejas en aquellas primeras charlas que anotaba en mi diario.

     El ambiente, el clima era fresco, ideal. No había sol ni luna, la luz que había, provenía de los árboles. Su corteza era de un material extraño, transparente, como si fuera una capa de resinas azules que daban una luz hermosísima.

     En cada árbol había una puerta hexagonal de un elemento semejante a la esmeralda, brillante, con un nombre grabado. Eran los hogares, dulces hogares de las abejas...
Íbamos ambos, guiados por tres hermosísimas abejas rojas, que nos iban mostrando y explicando todo lo maravilloso que se veía en ese jardín sin fin.

     Era tan extraño y tan precioso... ¡Nos sentíamos tan a gusto! Parecía que nuestro corazón ya sentía, ya pensaba como abeja...
Cada cien o doscientos metros, habían árboles que no eran de corteza azul, sino fucsia, también transparentados, de los cuales fluía un manantial de miel que corría por un río del mismo color. Después nos dimos cuenta de que esos árboles de miel, no eran todos fucsia, había también otros colores, dorado, verde, rojo, rosa, violeta, púrpura... cada color significaba ser propiedad de un enjambre diferente. Además, también representaba un sabor diferente de miel. Según el color, el sabor. Había miel con sabor a naranja, a frambuesa, frutilla, mango, mora, etc.
El cielo que se veía era un vapor luminoso que formaba nubes también de diversos colores. Según el sitio que cubrían, de acuerdo al enjambre y al árbol, era el color de las nubes. ¡Imposible haber imaginado algo igual!

     Luego, nuestras guías nos condujeron a lo que sería nuestro hogar. Así fue que llegamos a nuestro árbol azul con su puerta de esmeralda. En la puerta, vimos grabados nuestros nombres, decía: "Sikus Y Ocarina este es vuestro hogar"... No pudimos contenernos, ¡¡¡nos abrazamos y lloramos mucho de tanta emoción!!!

     Nos extrañó que no hubiera una escalera para subir a la puerta... Las guías, que oyeron nuestro pensamiento, nos dijeron muy amablemente - no la necesitarán, ustedes ya son parte de nuestra familia, sólo necesitan aprender a dominar vuestros pensamientos. Simplemente deseen entrar y no habrá gravedad que les impida despegar sus pies del suelo, será como si volaran, aunque aún no tengan alas -

     Me quedé pensando y le digo a mi amada... - ¿aún? ¿significa que las tendremos? - Su respuesta fue una hermosa sonrisa...
Así que, simplemente deseamos entrar y efectivamente, nos elevamos del piso y se abrió por si misma la puerta esmeralda.
¡Fue algo admirable! Lo que parecía simplemente una puerta en un árbol ¡era algo asombrosamente mágico, bellísimo! Pasar esa puerta fue entrar en otra dimensión, estábamos frente a un nuevo jardín, y al frente nuestro, teníamos una ciudad hexagonal.
     Fue allí, cuando nos explicaron, que el mundo de las abejas, son, en realidad muchísimos mundos superpuestos, como diferentes dimensiones. Es difícil explicarlo, pero es como cuando uno abre una página web y cada pestaña te abre una nueva página... así era cada puerta en el mundo de las abejas, que ahora... ¡era nuestro mundo!


     Entrando en la ciudad hexagonal, nos condujeron a lo que sería nuestra habitación. Cuando lo vimos, más que una habitación, ¡era una mansión de reyes! Todo era hexagonal. La puerta, las habitaciones, los muebles, los sillones y aún la cama matrimonial.

     Era tan lindo sentirse amados por este pueblo tan especial, a quienes habíamos comenzado también a amar hace ya muchos años. Hoy ya pensábamos como abejas, nos estábamos olvidando de lo que es la vida humana...

     ¡Qué maravilla un lugar sin contaminación, sin ruidos de vehículos y fábricas, sin violencia, sin ninguna clase de delincuencia un lugar tan lleno de amor, comprensión, ayuda mutua... No sentíamos las menores ganas de regresar al mundo humano. Antes dudábamos de la realidad de la existencia del mundo humano.
     Ahora, también dudábamos de la existencia de los humanos. ¡Esto era mucho más real, hermoso deseable!
No sentíamos ningún deseo de nada de las cosas por las que se afanan los humanos. Todo lo humano, lo veíamos como vanidad ilógica. Los avances de la ciencia, la sabiduría humana... todo quedaba pequeño frente a la hermosura y despliegue de sabiduría de este hermoso reino.

     Luego volvimos a salir de nuestro hogar y vimos toda la vasta congregación del enjambre rojo. Estaban frente a nosotros, pidiendo para hablar. Les hicimos la señal y comenzaron la danza y los zumbidos ¡¡¡Bzzzzzzzzz, Bzzzzzzzzz, Bzzzzzzzzz!!!
Dijeron así:


     - Si se han sentido a gusto entre nosotros y consienten en habitar en nuestro mundo, ustedes serán nuestras autoridades. Cada enjambre tiene su reina en este mundo, pero nosotros, aún no hemos tenido. Si gustan, ustedes lo serán, rey y reina para nosotros. Acataremos vuestras órdenes, serán nuestros guías y maestros y viviremos largos años en armonía y amor. -

     Tomados de la mano, hicimos reverencia e hicimos nuestra danza de agradecimiento. ¡Por supuesto que aceptamos! Teníamos ganas de abrazar a cada uno, a cada una, ¡¡¡pero hubiera sido necesario dar sesenta mil abrazos!!!

     Fue el día más hermoso de nuestras vidas.
Ya era tarde... Las luces de los árboles se habían atenuado... llegaba la hora de ir a descansar...

     Se nos informó que al día siguiente sería la ceremonia de coronación para los nuevos reyes de la colmena.

     Esa noche dormimos abrazadísimos... pensando que debiera estar prohibido dormir de otra forma ¡que no fuera bien apretados!
Fue un descanso muy placentero...

     A la mañana siguiente... cuando las cortezas de los árboles comenzaban a brillar de azul intenso, me despertó la extraña sensación de ser observado por diez mil ojos...

CAPÍTULO V
(¡Me enamoré de una abeja!)
Si se puede sentir al mismo tiempo: escalofríos de susto, amor exagerado, admiración, ganas de volar, hambre de comer miel de frambuesas y arándanos y un sentido de responsabilidad de levantarse para ir a buscar polen.... Mmmhhhmm... No sé qué me dirán ustedes, pero es exactamente lo que sentía en ese instante.
La sensación de ser observado por diez mil ojos, en un principio, medio dormido aún, pensé que se debería a las visitas inesperadas del enjambre, tan madrugador... No abrí los ojos, pues ya los tenía abiertos y en un instante pensé ¿Cómo pude dormir de ojos abiertos?
Giré mi cuerpo y vi... ¡¡¡la mirada más hermosa y dulce que jamás halla visto!!!
¡¡¡Ocarina, mi esposita amada!!! ¡De ella provenía esa super multiplicada mirada enamorada! ¿Cómo explicarlo? ¡Esto sí que no es sencillo!
Para ser exactos, no eran diez mil, sino ¡doce mil y tres más! ¡Sí ! ¡Eran doce mil tres ojos que me observaban enamorados! Dos enormes ojos compuestos con seis mil omatidios cada uno más los tres ojos frontales... ¡Ocarina, mi amada, mi esposita, mi amiga!... ¡Era una abeja! ¡Sí, era una abeja! ¡Me he enamorado de una abeja! (Esta última exclamacion, se ve que la expresé en voz alta, porque Ocarina me respondió diciendo: - Mi amado Sikus, yo también me he enamorado de un zángano, de uno hermoso y esbelto...
Y, mirándome , con inigualable dulzura de abeja, me dice - ¡Eres el zángano más hermoso de todos los universos!
Por mi parte, del asombro, la alegría, la expectativa... no podía articular (zumbar) palabra alguna... mientras ella... ¡¡¡Bzzzzzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz!!! como buena abeja...
Me habló y me dijo : - Tomaremos una taza de miel con arándanos y te contaré todo -
Fui a lavarme, al baño y fue cuando vi mi aspecto frente al espejo... Tenía una naturaleza nueva, totalmente. No había ya rasgos de humanidad terrena en mí. Era una abeja, un abejo macho, un zángano.
Tenía tres ojos en mi frente y a los costados dos enormes ojos compuestos, con siete mil omatidios cada uno. dos antenas en mi cabeza, ¡qué útiles eran! pensé: Si los humanos tuviesen de éstas, no habría la cantidad de accidentes de tránsito que hay...
Mis seis patas... mi tórax poderoso con su exoesqueleto... mi abdomen a rayas... todo nuevo, todo extraño, sin embargo, ¡¡¡me sentía fabuloso con mi nueva naturaleza de abeja!!!
Salí y ella estaba a la mesa con el desayuno listo: Miel, con arándanos en almíbar y bolitas de polen de orquídeas. ¡Todo estuvo delicioso! Cuando Ocarina terminó su taza de mil, comenzó a hablarme (zumbarme) diciendo: - Mi amado Sikus, ¿Estás preparado para oír una historia asombrosa? Esta, pues, es mi historia... y tu historia:

-Yo siempre he sido una abeja. Mis primeros años en el mundo, los viví como abeja. Nuestra anterior reina, mi madre, había llegado a la edad para jubilarse de su ministerio regio. Me llamó y me dijo: Tú serás mi sucesora en el trono. Para eso necesitarás casarte, para dejar descendencia que se siente en tu trono. Al mismo tiempo, deberás demostrar tu valor y tu capacidad de amar, llevando adelante una gran prueba... Aquí, hay todo un enjambre que espera por ti. Tienes diez  años de plazo para lograrlo. Tu enjambre necesita saber que serás capaz de amarlo, protegerlo y reproducirlo, para que nunca sucumba nuestro glorioso linaje.
¿Qué debo hacer, pues? (pregunté con temor)
Tendrás que ir al mundo de los humanos. Debes ir allá y liberar a un humano de su inevadible destino como hombre. Si lo logras, esa persona será recibida en nuestro enjambre con grandes honores y tendrá un cargo especial según sus habilidades y cualidades.
Para elegir a quien ganar para nuestro enjambre, tendrás dos herramientas para usar en la empresa: misericordia y amor. Estas herramientas las has de llevar en tu corazón y no debes abandonarlas jamás, pues luego de cumplida tu prueba, te serán necesarias en tu responsabilidad, como reina de nuestro enjambre.
Solamente las princesas tienen este inmenso privilegio, pero, también será una responsabilidad y un cambio radical en tu vida. ¿Estarás dispuesta?
-Lo estoy, contesté, y pregunté a mi anciana madre ¿Qué más debo tener en cuenta? -
Bien, me dijo, pon mucha atención y corazón en lo que he de decirte.
Tienes un mes de plazo para encontrar la persona que has de traer. Tienes dos años para investigar si vida, conocer sus prioridades, sus gustos, sus necesidades, sus anhelos, sus virtudes y tú deberás aprender también lo que dicha persona sabe. Tienes tres opciones, como todo príncipe y princesa tiene. Puedes hacer una amiga si tu sentido misericordioso te lo hace percibir, en una persona desamparada, necesitada, con hambre, con enfermedad, etc. La segunda opción, será la de adoptar un hijo. Para esto también será necesario tu sentir misericordioso, identificando un niño o niña huérfano de padre y madre, que nadie haya querido tomarlo en adopción. La última opción, es la de tomar un marido para ti. Para esto te servirá ese amor que has recibido en tu corazón. Si eliges esta última, debes tener en cuenta que no verás ninguna belleza física en el humano mientras le mires desde tu posición y naturaleza de abeja, pero en el plazo de tu investigación, conocerás su corazón y si entiendes que es noble, y hallas en él, virtudes dignas, recibirás el poder para adquirir naturaleza humana. Al tomar naturaleza humana, verás como tal y sentirás como siente una mujer. Allí entenderás que el aspecto físico no era determinante para enamorarte. Ahora no lo podrás evitar, siendo que ya conoces su corazón y encima sientes y amas como mujer. Desde que seas mujer, recibirás el apoyo de tu enjambre, que te visitará a menudo para ayudarte en las comunicaciones, a fin de que tu futuro esposo también pueda conocer nuestra lengua. No usarás engaño para seducirle ni tu belleza física que te será otorgada como mujer, antes bien, como tu misma fuiste cautivada por su corazón, tienes que darle a conocer tu mismo corazón, teniendo en cuenta, que esa no es tu forma definitiva, tampoco la suya, sino que será como tú y yo, abejas reales de los universos superiores. Cuando hayas ganado su amor deberás respetar y valorar su amor y lo has de demostrar al contraer matrimonio al estilo humano. Eso sí, no podrán tener hijos hasta llegar a tomar nuestra naturaleza nuevamente.
Una vez más te pregunto... ¿Estarás dispuesta?
-Respondí una vez más... ¡Lo estoy!
Bien entonces, - me dijo - Ha llegado el momento...
Se hizo la ceremonia y los enjambres hicieron el mismo arco por el que pasamos nosotros y así llegué a tu mundo.
En un mes te conocí y volé tras de ti, probé tu comida, leí tus libros miré tus entrenamientos, descubrí que eras soltero.
Conocí tu corazón y me enamoró, conocí tu pasión por la música y decidí llamarme Ocarina, como tú te llamas Sikus. Conocí tu amor por las artes marciales y aprendí la teoría y práctica de la capoeira. Conocí tus platos favoritos y leí tus libros de recetas. Aprendí cómo te gustaba el café... y ¿Sabes qué? Me encantó ver que en tus desayunos, nunca faltaba la miel pura.
Me alegró ver tu amor y respeto por la naturaleza y que cada vez que podías ibas a algún bosque, a tocar tus instrumentos musicales... Allí iba yo, en silencio esperando el día de mi transformación.
Llegó el día, aquél doce de abril, un hermoso otoño... Fue a la madrugada que volando sobre las flores de un parque solitario llegó a mí un perfume exquisito que jamás había sentido... y me adormeció... me detuve sobre el césped y me dormí. No sé cuanto dormí pero al despertar... ya no estaban mis alas, veía con otros colores sentía otros aromas, percibía otros sonidos... miré mi aspecto y no había rastros de mi "abejosidad"
Aquella tarde cambiaron mis ojos... aquella tarde estaba yo en la biblioteca pública y te vi entrar, y hubo suspenso en mi corazón... temí que se me detuviera... tuve tremenda tentación de arrojarme en tus brazos en el mismo instante... pero había ya avanzado mucho como para arruinarlo todo en un instante...
Me costaba terriblemente apartar mis ojos cuando te vi elegir los libros de biología, de química y más aún cuando (no sé si recuerdas) hallaste aquél libro titulado "La vida de las abejas" '¿Recuerdas, Sikus, que te pregunté si te gustaban las abejas? -
-¡Claro que lo recuerdo, Ocarina de mi alma! y ¿Recuerdas tú lo que te respondí? -
-Mmmm... no lo recuerdo, ayúdame a recordar...
-Te dije: ¡Claro, me encantan! y para captar tu atención, agregué "y tú, con esa gracia que tienes al caminar, me recuerdas mucho a una delicada abeja, también"
-¡Ohhhhh! ¡Tienes razón! ¡Casi me descubrí en ese momento! ¡Unas ganas de decirte: "es que lo soy"!!!
¡jajaja! - nos reímos juntos y pasamos el resto de la mañana locos de felicidad...
Volvió a hablarme Ocarina y me dijo - ¿Sabes? ¡No me costó nada enamorarme!
Y yo le dije, a mi tiempo - ¿Y sabes tú? Fue en ese momento que decidí que me iba a dedicar al estudio de las abejas.
-Ven conmigo- me dijo Ocarina - te llevaré a conocer a ciertas personalidades de importancia en el reino.
Me llevó y me presentó a muchas abejas de renombre, pero luego me dijo - Ahora conocerás a alguien muy importante para mí y al mismo tiempo a alguien a quien siempre deseaste haber conocido.
Fuimos a una de las puertas hexagonales y luego de hacer el zumbido clave, se abrió la puerta y nos recibió un matrimonio anciano. Ocarina nos presentó diciendo a ellos:
- Éste es mi amado, Sikus es su nombre y es de ascendencia humana -
Respondió su madre: -Mi nombre es  Eithne. Yo soy la madre de tu amada, ella es Ocarina, mi hija amada, mi única y me alegra infinitamente saber que ha cumplido su prueba, pues en dos días se celebrará la consagración al reino y ustedes dos se sentarán en el trono del enjambre de los Arándanos.
Te presento a mi amado esposo, quien también es de origen humano, así que, sin duda tendrán mucho para compartir. Aunque él vivió algún tiempo antes que tú, pero dejaré que él mismo te salude.
Se adelantó pues, el Rey e inclinándose hacia adelante cruzó sus manos en el saludo "mi fêng", al tiempo que me decía - Mi nombre es Shaoran, que significa "pequeño lobo" en la lengua de mi pueblo. -
¡No aguanté la emoción! y me adelanté y estreché fuertemente mis tres patas derechas con las suyas clamando ¡Mi maestro! ¡Mi maestro!!!

********
Aquella noche hubo una celebración majestuosa, a la cual asistieron la totalidad de los enjambres. Recibimos honores de reyes. Hubo degustación de delicados manjares. Y nos sentamos en el trono de nuestro amado enjambre de los Arándanos.
Finalmente, pasaron al frente quince príncipes y quince princesas, vestidos con gran esplendor. El director de la ceremonia anunció con fuerte voz, que estos príncipes y princesas estaban comenzando en ese día, el viaje hacia el mundo de los humanos para ganarles para sus respectivos enjambres.
Luego se formó el arco de los enjambres, por el cual pasaron a comenzar su tiempo de prueba.
Luego que pasó el último príncipe, permaneció abierto el arco unos minutos más, dando la bienvenida a un matrimonio que traían un pequeño niñito en brazos. Públicamente contaron su hermosa historia. Eran príncipe y princesa de diferentes enjambres, que habían contraído matrimonio como abejas, más ella era estéril, por lo que estuvieron dispuestos a correr los riesgos de la prueba en tierra humana, a fin de poder adoptar un niño, rescatándole de su necesidad. Sus dones de amor y misericordia, les permitió hallar a un pequeñito cuyos padres habían fallecido a causa de una grave enfermedad y no tenía familiares que se ocuparan de él... Le encontraron solito caminando descalzo en la calle pidiendo limosna... con lágrimas de angustia por sus papás y con hambre y frío le encontraron. Lo adoptaron legalmente y por cinco años vivieron con él, trabajando duramente como humanos alimentando y vistiendo y llenando de amor al pequeñito. Finalmente le contaron la verdad acerca del motivo de su adopción, y de los privilegios que le aguardaban como un príncipe en el universo de las abejas y le dijeron que era su decisión, si el no aceptaba, le ayudarían a formarse como hombre hasta lograr sostenerse por sí mismo. Pero él, con lágrimas les abrazó muy fuerte y les dijo: - Ustedes son mis padres, tierra de ustedes, no tengo a nadie en el mundo -
Así, entonces, emprendieron el camino de retorno mucho antes de que se cumpliera el plazo. ¡Al oír la historia, se elevó un fuerte zumbido de toda la congregación de enjambres, lo equivalente a un fuertísimo aplauso!
********
Mi querido amigo lector, mi querida amiga lectora, recuerda que en estos momentos, andan príncipes y princesas sobrevolando por los aires, tal vez por las flores de tu jardín...
¿Sabías que existe la posibilidad de que seas tú el próximo, la próxima que sea recibido o recibida en un enjambre glorioso de los universos superiores de las abejas?
ESTE ES EL FIN de esta historia ... ¡Pero puede ser el principio de la tuya!
Enviaré este libro con el próximo príncipe que vaya al mundo y aquí dejo, al final, unas páginas en blanco para que tú escribas también tu historia, que quedará junto a la mía y a la del maestro Shaoran.
Espera, que me llama mi amada...
-¡Si, dime, Ocarina, esposita!
-Pon tu mano aquí, en mi vientre-
Y yo... al hacerlo ¡¡¡temblé de la emoción!!!
¡¡¡Voy a ser papá!!! ¡¡¡Soy padre de una nueva generación para nuestro enjambre!!!
—Bien, amigos, no puedo seguir con ustedes... Mis responsabilidades como rey me llaman y ¡allá voy!
¡¡¡Adiós, amigos, adiós!!!
Fin.


Hulusi
Hulusi "moderador de Poesía Clásica"
Hulusi

Mensajes : 127
Fecha de inscripción : 06/02/2017
Edad : 33
Localización : Uruguay

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.